Objetivo
Promover la educación sexual científica, laica, integral y basada en el respeto a los derechos humanos en instituciones educativas morelenses de nivel medio superior, así como en la población de Cuernavaca y Morelos.


Marco conceptual
El Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humana es un proyecto que reconoce la autoridad de la Asociación Mundial para la Salud Sexual/World Association for Sexual Health (WAS) como la asociación de sexología más importante del mundo, por lo se adhiere a su Declaración de los Derechos Sexuales, a sus Principios Éticos y a la Declaración de la Salud Sexual para el Milenio.

Al ser el concepto de “salud sexual” parte del concepto de “salud”, el Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humanareconoce la autoridad de la Organización Mundial de la Salud/World Health Organization (WHO) como la organización rectora en materia de salud a nivel mundial.

Por la íntima cercanía de la sexología con la psicología,el Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humana reconoce la autoridad de la Asociación Americana de Psicología/American Psychological Association como la asociación de psicología más grande e importante del mundo.

Por la íntima cercanía de la sexología clínica con la psiquiatría,el Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humana reconoce la autoridad de la Asociación Americana de Psiquiatría/American Psychiatric Association como la asociación de psiquiatría más importante del mundo, y se adhiere a su Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales/Diagnostic Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-IV-TR).

 

Conceptos básicos en sexualidad humana

El Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humana se adhiere a los conceptos de sexualidad humana emanados de la Reunión de Consulta sobre Salud Sexual convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS; previamente Asociación Mundial de Sexología), que se realizó del 19 al 22 de mayo de 2000 en Antigua Guatemala, Guatemala. A continuación se presentan dichos conceptos, extraídos del documento “Promoción de la salud sexual. Recomendaciones para la acción.  Actas de una Reunión de Consulta convocada por: Organización Panamericana de la Salud (OPS), Organización Mundial de la Salud (OMS). En colaboración con la Asociación Mundial de Sexología (WAS).”
Cabe mencionar la destacada participación del Dr. Eusebio Rubio-Aurioles (eminente sexólogo mexicano y actual Presidente de la WAS) en dicha consulta convocada por la OPS y la OMS, y la importancia que tuvo su Teoría Sistémica o Modelo Holónico de la Sexualidad en la formulación de muchos de los conceptos.

 

SEXO
El término “sexo” se refiere al conjunto de características biológicas que definen al espectro de humanos como hembras y machos.

 

SEXUALIDAD
El término “sexualidad” se refiere a una dimensión fundamental del hecho de ser un ser humano: Basada en el sexo, incluye al género, las identidades de sexo y género, la orientación sexual, el erotismo, la vinculación afectiva y el amor, y la reproducción. Se experimenta o se expresa en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prácticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de         factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales.
Si bien la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no es necesario que se experimenten ni se expresen todos. Sin embargo, en resumen, la sexualidad se experiencía y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

 

SALUD SEXUAL
La salud sexual es la experiencia del proceso permanente de consecución de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad.
La salud sexual se observa en las expresiones libres y responsables de las capacidades sexuales que propician un bienestar armonioso personal y social, enriqueciendo de esta manera la vida individual y social. No se trata simplemente de la ausencia de disfunción o enfermedad o de ambos. Para que la salud sexual se logre es necesario que los derechos sexuales de las personas se reconozcan y se garanticen.

 

GÉNERO
El género es la suma de valores, actitudes, papeles, prácticas o características culturales basadas en el sexo.
El género, tal como ha existido de manera histórica, transculturalmente, y en las sociedades contemporáneas, refleja y perpetúa las relaciones particulares de poder entre el hombre y la mujer.

 

IDENTIDAD DE GÉNERO
La identidad de género define el grado en que cada persona se identifica como masculina o femenina o alguna combinación de ambos. Es el marco de referencia interno, construido a través del tiempo, que permite a los individuos organizar un autoconcepto y a comportarse socialmente en relación a la percepción de su propio sexo y género.
La identidad de género determina la forma en que las personas experimentan su género y contribuye al sentido de identidad, singularidad y pertenencia.

 

ORIENTACIÓN SEXUAL
La orientación sexual es la organización específica del erotismo y/o el vínculo emocional de un individuo en relación al género de la pareja involucrada en la actividad sexual.
La orientación sexual puede manifestarse en forma de comportamientos, pensamientos, fantasías o deseos sexuales, o en una combinación de estos elementos.

 

IDENTIDAD SEXUAL
La identidad sexual incluye la manera como la persona se identifica como hombre o mujer, o como una combinación de ambos, y la orientación sexual de la persona.
Es el marco de referencia interno que se forma con el correr de los años, que permite a un individuo formular un concepto de sí mismo sobre la base de su sexo, género y orientación sexual y desenvolverse socialmente conforme a la percepción que tiene de sus capacidades sexuales.

 

EROTISMO
El erotismo es la capacidad humana de experimentar las respuestas subjetivas que evocan los fenómenos físicos percibidos como deseo sexual, excitación sexual y orgasmo, y, que por lo general, se identifican con placer sexual. El erotismo se construye tanto a nivel individual como social con significados simbólicos y concretos que lo vinculan a otros aspectos del ser humano.

 

VÍNCULO AFECTIVO
La vinculación afectiva es la capacidad humana de establecer lazos con otros seres humanos que se construyen y mantienen mediante las emociones.
El vínculo afectivo se establece tanto en el plano personal como en el de la sociedad mediante significados simbólicos y concretos que lo ligan a otros aspectos del ser humano. El amor representa una clase particularmente deseable de vínculo afectivo.

 

ACTIVIDAD SEXUAL
La actividad sexual es una expresión conductual de la sexualidad personal donde el componente erótico de la sexualidad es el más evidente.
La actividad sexual se caracteriza por los comportamientos que buscan el erotismo y es sinónimo de comportamiento sexual.

 

PRÁCTICAS SEXUALES
Las prácticas sexuales son patrones de actividad sexual presentados por individuos o comunidades con suficiente consistencia como para ser predecibles.

 

RELACIONES SEXUALES SIN RIESGO
La expresión “relaciones sexuales sin riesgo” se emplea para especificar las prácticas y comportamientos sexuales que reducen el riesgo de contraer y transmitir infecciones de transmisión sexual, en particular el VIH.

 

COMPORTAMIENTOS SEXUALES RESPONSABLES
El comportamiento sexual responsable se expresa en los planos personal, interpersonal y comunitario. Se caracteriza por autonomía, madurez, honestidad, respeto, consentimiento, protección, búsqueda de placer y bienestar. La persona que practica un comportamiento sexual responsable no pretende causar daño y se abstiene de la explotación, acoso, manipulación y discriminación. Una comunidad fomenta los comportamientos sexuales responsables al proporcionar la información, recursos y derechos que las personas necesitan para participar en dichas prácticas.

 

Derechos sexuales

 

Como se dijo en un principio, el Congreso Morelense Interescolar sobre Sexualidad Humana se adhiere a la Declaración de los Derechos Sexuales de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS):

 

Declaración de los Derechos Sexuales
Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS)

 

La sexualidad es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Su desarrollo pleno depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas como el deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor.
La sexualidad se construye a través de la interacción entre el individuo y las estructuras sociales. El desarrollo pleno de la sexualidad es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social.
Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales siguientes deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios. La salud sexual es el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y ejerce estos derechos sexuales:

 

1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos. Sin embargo, esto excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación de la vida.

2. El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo. Este derecho incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

3. El derecho a la privacidad sexual. Este involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.

4. El derecho a la equidad sexual. Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional.

5. El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.

6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual va más allá del placer erótico o los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

7. El derecho a la libre asociación sexual. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y espaciamiento entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.

9. El derecho a información basada en el conocimiento científico. Este derecho implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.

10. El derecho a la educación sexual integral. Este es un proceso que se inicia con el nacimiento y dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones sociales.

11. El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales.

LOS DERECHOS SEXUALES SON DERECHOS HUMANOS FUNDAMENTALES Y UNIVERSALES.

Declaración del 13avo. Congreso Mundial de Sexología, 1997, Valencia, España, revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología, WAS, el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong, República Popular China.

Logros

  • 4 años de trabajo
  • 4 escuelas involucradas
  • 14 clases de estudiantes beneficiadas
  • 28 especialistas de primer nivel participaron
  • 53 conferencias de sexualidad impartidas, mas 8 talleres, 4 testimonios de la vida real, 3 cine-debates, 1 debate estructurado sobre aborto y 1 monólogo dramático
  • El Instituto Nacional de Salud Pública albergó el Segundo Congreso
  • El proyecto fue presentado en el 19avo Congreso Mundial para la Salud Sexual, en Gotemburgo, Suecia, y en el VII Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología